sábado, 28 de agosto de 2010

Salve Marinera

Dios te salve,
Reina Madre Capitana,
eres tu nuestra vida,
eres nuestra Esperanza,
y a tus plantas Señora,
se arrodilla Triana.

Nuestro puerto perdido,
nuestra nave naufraga,
sin rumbo en las tinieblas
de este valle de lágrimas
en el que suplicantes,
nuestras voces te llaman

¡Oh Misericordiosa!
Vuelvenos tu mirada
y lleva nuestro barco
con brisa de bonanza
a Jesús navegante
de tu divina entraña.

Capitana clemente,
dulcísima Esperanza,
siempre Virgen María,
luz que guía Triana.

Por ella y por tus hijos,
Madre de Dios y Santa,
ruega para que un día
podamos echar anclas
en el puerto que Dios nos promete
como segura Patria
Amén,Amén.

Azulejo

Bajo las trabajaderas



Paso de la cruz de mayo de san pablo.

martes, 24 de agosto de 2010

- A la Esperanza de Triana -

Y en Triana mi Esperanza,
y en Triana la Señora
que por las aguas avanza
con seis varales de eslora"
Una calle de barrio viejo.
Que se convierte en altar.
Y en barco que va parejo.
Como un palio por la mar.
Oleaje de blanca cera
desde babor a estribor
la mecen por habaneras
de corneta y de tambor.
Sus banderas, estandartes.
Marineros de costal.
En la gente, su baluarte.
Y en su memoria, arrabal.
Su Palio, vela mayor.
Su itinerario, la aurora.
Su timón, un llamador.
Y en el puente, la Señora.
De grumete, un aguaó.
Por la proa, nazarenos.
En la mar, un resplandor.
Y allá en el cielo, ni un trueno.
Y sirviéndole de amparo,
donde las aguas se abren,
Triana tiene su faro
en la Capilla del Carmen.
Pañuelos de despedida,
que se echan a volar,
como lágrimas caídas
que se ahogan en la mar.
Bronce que tañe en repique,
en la espadaña del puerto
mientras abajo, en el dique,
parte un Palio a mar abierto.
Un viento por la trasera,
chicotá tras chicotá,
la lleva hasta la ribera
de la misma Madrugá.
Un suave balanceo tiene su vieja madera.
En su bodega, ajetreo de hombre y trabajadera.
El horizonte, Sevilla. Hacia Catedral avanza.
Que más allá de la orilla tiene espejo esta Esperanza.
Adiós, Madre y Capitana. Tengas feliz singladura.
Mañana por la mañana. Tu cara aún será más pura.
Y de vuelta por la bocana del puente a la embocadura,
el aire de tu Triana te ceñirá la cintura.
Mientras, la sangre batiente, de las almas en espera,
dará color de poniente a esta pronta primavera.
Leva anclas, barlovento.
Que hoy le sirve de vigía
entre el recodo del viento
su bendita cruz de guía.
Doce horas de crucero,
corazones en bonanza
que en Triana, marineros,
ya navega la Esperanza.

jueves, 5 de agosto de 2010

Madre de la Divina Gracia




Ntra. virgen de la divina gracia de padre pio llegando a la iglesia del cerro el viernes de dolores.

miércoles, 4 de agosto de 2010

domingo, 1 de agosto de 2010

San Bernardo



El Stmo. Cristo de la Salud llegando al puente de San Bernardo.

La Sed



Salidad del Stmo. Cristo de la Sed.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...